Historia de la Presidencia de Asuntos Religiosos

En el Imperio Otomano, todos los asuntos relacionados con la religión del Islam eran dirigidos por un funcionario del Estado, el Şeyhülislam. El estatus de los distintos Şeyhülislam como oficiales del Estado sufrió cambios a lo largo del tiempo; durante largos periodos fue aceptado como miembro permanente del Divan (consejo de ministros), posteriormente llegó a ser considerado miembro del gabinete Şer’iye ve Evkaf Nazırı y la duración de su cargo delimitada por el gobierno de turno.            

                En el gobierno formado el 3 de mayo de 1920 con la fundación del estado de la República de Turquía, se incluyó un ministerio con el nombre de Şer’iye ve Evkaf Vekâleti (Ministerio de Sharía y Fundaciones Pías) que estuvo encargado de dirigir los servicios religiosos y de las fundaciones pías hasta la fundación de la Presidencia de Asuntos Religiosos (Diyanet) el 3 de marzo de 1924.

La Ley 429 del 3 de marzo de 1924 (Ley de los Ministerios de Sharía y Fundaciones Pías y del Estado Mayor del Ejército) otorgaba las funciones de dirección de los asuntos relacionados con los ámbitos  de la fe y los rezos de la religión del Islam y administración de las instituciones religiosas a la Diyanet.

Con la Ley 2800 (Ley Sobre la Organización y la Misión de la Presidencia de Asuntos Religiosos) que entró en vigor tras ser publicada en el boletín oficial del Estado el 22 de junio de 1935 se creó la primera estructura organizativa de la Presidencia.

La Ley 5634, en vigor con fecha 29 de abril de 1950, dispuso el cambio de nombre de la institución de Diyanet İşleri Reisliği al actual Diyanet İşleri Başkanlığı, y cedió a Diyanet la administración de todas las mezquitas del país.

La Presidencia de Asuntos Religiosos alcanzó un estatus constitucional con el artículo 154 de la Constitución de 1961 que disponía: “la Presidencia de Asuntos Religiosos, que está dentro de la administración general, debe llevar a cabo sus funciones prescritas según su ley particular”. Dicho estatus fue mantenido en la Constitución de 1982 en base al artículo 136 que disponía: “la Presidencia de Asuntos Religiosos, que está dentro de la administración general, debe llevar a cabo sus funciones prescritas según su ley particular, en línea con el principio del laicismo, excluyendo cualquier punto de vista y pensamiento políticos y  priorizando la solidaridad y la integración de la nación”.

En las reglas enumeradas en el suplemento decreto de la provisión de Ley 190, publicada en la edición doble del boletín de Estado con fecha 14 de diciembre de 1983, se incorporaba personal asesor de Servicios Religiosos y agregados diplomáticos a la plantilla asignada a la Presidencia y se iniciaban así los servicios en el extranjero.

La Ley 663 (Ley sobre la creación y las funciones de la Presidencia de Asuntos Religiosos), con entrada en vigor el 15 de agosto de 1965, expandió las funciones y la organización de la Presidencia. Esta misma ley fue modificada con la Ley 6002 reestructurando la Presidencia a nivel de Subsecretaría y consolidándose así la estructuración del personal y una organización que cubre, a un importante nivel, las necesidades de nuestros ciudadanos en el ámbito de los servicios religiosos.